Viña Laura Hartwig

Todo comenzó en 1966, cuando Laura Bisquertt heredó el fundo “Santa Laura” de su padre, Osvaldo. Él lo adquirió en 1928 y como era tradicional en la zona en esa época, se dedicaba a los cultivos anuales y la ganadería.

Entre 1966 y 1971, su marido, Alejandro Hartwig C., compró parcelas colindantes y administró el campo, manteniendo su explotación en base a cultivos tradicionales y lechería.

En 1971, decidió buscar nuevas opciones laborales en el extranjero y es así como se hizo cargo de las oficinas de la empresa farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim, en Montreal, Canadá.

Vivió en Canadá con su familia durante 10 años y a raíz de realizar cursos y múltiples viajes a EE.UU. y Europa, Alejandro se convierte en un gran aficionado y conocedor de vinos. Percibió la creciente demanda por las variedades francesas clásicas en Norteamérica junto con el aumento de consumo de vinos del Nuevo Mundo, y relacionó las excelentes condiciones climáticas del Valle de Colchagua para desarrollar lo que él con Laura se plantearon como su “Proyecto de Jubilación”.

Comenzaron a plantar el campo en 1978 con cepas bordelesas y vendían su uva de alta calidad a grandes viñas. En 1994 construyeron la bodega y en 1995 lanzaron su primer vino Laura Hartwig, con un Cabernet Sauvignon Reserva que dio mucho de qué hablar.

Hoy, son los hijos de Laura y Alejandro quienes están a cargo de este maravilloso campo y se esmeran en producir vinos con los mismos principios que sus padres les inculcaron.

Turismo

    Región
    del Libertador General Bernardo O'Higgins
    Tour de cata
    Alojamiento
    No
    Cocina
    Solo degustación
    Idiomas
    ES, EN, PT